Videovigilancia móvil

La importancia de la tecnología inalámbrica.

Las soluciones de videovigilancia móvil suelen tener mayor recepción en quien lo reconoce como una necesidad porque ya ha tenido problemas, es decir, está consciente que dichas soluciones hubieran podido prevenir o ayudar a mitigar los robos, fraude o vandalismo. Estos son solo algunos de los motivos por los que la videovigilancia móvil se vislumbra como un área de crecimiento, pues los vehículos son “blanco” para la delincuencia, que a través de estos ataques les genera millones en ganancias, ya sea contra pasajeros, operadores o mercancías.

Posibilitados por los avances de la tecnología inalámbrica, los equipos que se instalan en autos, autobuses, camiones de reparto y metros requieren por supuesto de una mayor seguridad, pero también son un factor relevante para la gestión de negocios y calidad de servicios.

Como ejemplo, aquí en la ciudad de Querétaro, los autobuses más nuevos cuenta con al menos una cámara de seguridad ubicada en las salidas laterales, esto para que el chofer se percate de las subidas y bajadas de los pasajeros, pero también para tener evidencia en caso de algún siniestro que pueda prevenir o denunciar.

Actualmente, muchas compañías de transportación utilizan sólo la localización por GPS para ubicar sus unidades, lo que algún individuo asegura que ya no es funcional, pues con las características adicionales que un sistema de videovigilancia móvil aporta no sólo aumenta la seguridad de los activos, sino que puede beneficiar el esquema de negocios, al grado que son los usuarios de los servicios quienes empiezan a preguntar por la disposición de estas herramientas.

Se considera necesario que la protección se dé en tiempo real, por lo que los equipos deben contar con comunicación a través de 3G o 4G, así como la integración con otros sistemas que generen alarmas. En cuanto a la rentabilidad, algunos consideran que depende del caso de negocio, pero siempre será mas beneficios hacer una inversión que afrontar un pérdida.